contenedor amarillo reciclaje

Qué tirar en el Contenedor Amarillo

El contenedor amarillo es el lugar donde debemos tirar los envases que tengamos en los desechos de nuestro hogar, como los briks, los envases de plástico o las latas. Este contenedor es muy común en nuestras ciudades y pueblos, todos estamos familiarizados con él, pero… ¿sabemos cómo utilizarlo?

 

Se estima que en torno a un 33% de la población aún no sabe con seguridad donde debe depositar cada tipo de basura que produce. Es frecuente encontrar a vecinos tirando basura en el contenedor amarillo que no debería ir ahí. Por ello, en esta web vamos a ayudarte a solucionar tus dudas sobre dónde tirar cada uno de los residuos del hogar, para que, entre todos, sumemos un poco más para salvaguardar nuestro medio ambiente.

Lista de basura que se tira en el contenedor amarillo

El contenedor amarillo suele ser uno de los que más dudas nos generan cuando no estamos muy informados sobre reciclaje. Pero no te preocupes, aquí te presentamos un listado para tengas claro dónde va cada resto y colabores en la protección del planeta la próxima vez que sagas a tirar la basura.

  • Latas de refresco
  • Latas de cerveza
  • Latas de conservas
  • Bandejas de aluminio
  • Papel de aluminio / papel albal / papel de plata
  • Briks de leche, zumo, batidos, etc.
  • Botellas de agua, zumo, etc.
  • Envases de productos de aseo personal como champú, gel, etc.
  • Bandejas de corcho blanco
  • Cubiertos desechables
  • Envases de alimentos como yogurt, flan, mousse, etc.
  • Bolsas de plástico de alimentos
  • Papel film
  • Botes de desodorante
  • Tubos de pasta de dientes

Qué no se tira en este contenedor

Las dudas empiezan a surgir cuando creemos que en el contenedor amarillo debemos tirar cualquier objeto de plástico, pero esto no es así. Puede parecer razonable pensar que en el amarillo va todo el plástico, pero esto, de hecho, es un gran error. Por ejemplo, no debemos tirar bolsas de basura, ni juguetes de plástico, chupetes, biberones o utensilios de cocina.

Por esta razón es mejor identificar el contenedor amarillo con el de los envases y no con el del plástico, ya que esto último nos puede llevar a errores en el reciclado.

Qué se recicla en el contenedor amarillo

El reciclaje de los residuos que todos generamos, casi sin darnos cuenta, es importante para cuidar el medio ambiente, tanto para nosotros como para generaciones futuras y para la salud.

El contenedor amarillo es uno de los más útiles debido a excesivo uso de envases y envoltorios de plástico que utilizamos, en prácticamente cualquier cosa que compremos en el supermercado. Lo ideal sería intentar reducir el uso de estos plásticos cuando realizamos la compra, aunque puede resultar muy complicado una pequeña reducción de cada uno de nosotros cuenta y mucho.

Proceso de reciclaje del plástico

Los envases y envoltorios que tiramos al contenedor amarillo son recogidos por los servicios municipales de recogida de basuras y son llevados a las plantas de selección donde se separan para ser reciclados.

En una primera fase, los plásticos son escudriñados para ver si son o no adecuados para su proceso de reciclaje. A continuación, se separan en tres grupos diferenciados: metales (latas, aluminio, etc.), plástico PET (botellas de agua, etc.) y plástico mezcla (bolsas, etc.).

Posteriormente se separan los plásticos de cada grupo por colores, para reducir el uso de colorantes artificiales en su reutilización a través del reciclado. Tras este paso, los restos son triturados para conseguir plásticos en pequeños trozos que serán mucho más manejables que piezas grandes y se lavan para eliminar suciedad e impurezas.

Una vez este seco el material se procesa para conseguir grandes cantidades de plástico uniforme, del mismo tamaño y consistencia. Y, tas varios procesos para eliminar cualquier residuo que pudiera quedar, se utiliza esta materia prima para hacer los nuevos envases que encontraremos en las tiendas y supermercados y otros productos plásticos.

Consejos

Otro buen consejo que podemos dar para hacer el reciclado de plástico más cómodo es intentar que ocupe menos espacio. Puedes aplastar las botellas de plástico, las garrafas y los briks para comprimirlos y que ocupen menos espacio. Con este simple gesto mejoraremos en dos puntos: el primero es que ocupara menos espacio en nuestra casa y por lo tanto no tendremos que bajar a tirar la basura a diario, lo que resulta muy cómodo; y el segundo es que el espacio del contenedor será más amplio y aprovecharemos su capacidad al máximo.

 

Por favor, ayúdanos a que la información de este artículo llegue al mayor numero de personas posible. Sólo tienes que compartirlo en redes sociales con los botones que tienes aquí abajo. Cuantas más personas reciclemos correctamente, más protegida estará la naturaleza y cuidaremos mejor nuestro medio ambiente. ¡No cuesta nada y ayuda mucho, pues, cada persona cuenta!